“En Málaga, este año 2017 ya hemos diagnosticado más casos que en todo el pasado año 2016”

El pasado 25 de octubre, la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Málaga, estuvimos compartiendo momentos con ASIMA en nuestro chéster con el Doctor Jesús Santos, médico de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínico de Málaga, también conocido como Hospital Virgen de la Victoria.

El conductor del acto, Francisco Camino, se sienta junto al doctor Santos frente a una audiencia que en un futuro muy próximo serán profesionales de la información, y los encargados de trasladar las noticias a la población general.

El Doctor Santos lleva trabajando con pacientes de VIH prácticamente durante toda su carrera profesional. La infección por el VIH ha sido su tarea principal desde el punto de vista asistencial, investigador y docente. Ha colaborado en charlas de formación y concienciación en Institutos de Educación Secundaria y Centros de Salud de Atención Primaria y se siente cómodo en un auditorio de estudiantes universitarios por eso las preguntas y las respuestas se suceden de forma fácil y fluida, en un tiempo para compartir momentos en la prevención del VIH.

¿Qué es el VIH? ¿Es lo mismo que el sida? ¿Podemos aclarar esos términos?

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana. Es un virus RNA que pertenece al grupo de los retrovirus. Este virus tiene dos características que son fácilmente entendibles: la primera es que necesita un receptor para entrar en la célula, es decir que la célula tenga una puerta de entrada, y ese receptor es la molécula CD4. Hay unos linfocitos (llamados CD4 precisamente por ello) que tiene este receptor y que es una célula esencial en la defensa de nuestro organismo. Esta célula CD4 es la diana de este virus. La segunda característica es que es un virus RNA que tiene una enzima que cuando llega a la célula traspasa el RNA a DNA. Este DNA se puede integrar en la célula del huésped. De ahí que sea tan difícil curar el VIH, porque está ya integrado en el DNA de nuestras células. Por tanto, podemos tenerlo dormido con tratamiento pero no lo podemos eliminar como si se puede hacer con el virus de la Hepatitis C. Estas dos características hacen que esta enfermedad sea peculiar además de las cuestiones de transmisión del virus.

 En cuanto a el sida, a principios de los 80 se detectó que existía en ciertas personas que enfermaban de una inmunodeficiencia desconocida por aquel entonces. De ahí surgió el nombre de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA). Ahora mismo etiquetar a alguien de sida sólo ocurre cuando el virus de una persona infectada ha deteriorado tanto las defensas que el paciente es susceptible de enfermedades o infecciones llamadas oportunistas.

Actualmente ¿podemos hablar de que hay muchos casos de VIH?

En el mundo hay una clara disminución del número de nuevas infecciones. Hay un horizonte para poder controlar el VIH de cara a 15 o 20 años. En vez de 3 millones de infecciones anuales estamos en torno a los 2 millones. En el mundo occidental, con todos los avances que hay, prácticamente no varía y no hemos mejorado mucho a pesar de muchas campañas de prevención que hacemos. En el caso de España seguimos superando las 3.000 infecciones nuevas cada año, y en el caso de nuestra zona, en Málaga, hay un pequeño repunte porque este año 2017 ya hemos diagnosticado más casos que en todo el pasado año 2016.

 En nuestro medio actualmente la mayoría de las nuevas infecciones se transmiten por vía sexual. La sexualidad está dentro de la naturaleza humana y a pesar de todo lo que sabemos, con toda la información que tenemos y la facilidad para adquirir preservativos, siguen existiendo embarazos no deseados e infecciones por VIH.

5 razones para hacerse la prueba de VIH periódicamente

PARA VER ESTE CONTENIDO DEBE HABILITAR LAS COOKIES

 Para una persona de a pie que haya tenido alguna práctica de riesgo. ¿Existe algún tipo de síntoma que pueda conocer que se tiene VIH?

El VIH tarda años en dar la cara y hacer que una persona se ponga enferma. Al principio son síntomas menores y es difícil porque a veces el sujeto ni siquiera va al médico. La mayoría de las veces es asintomático. No hay que esperar a diagnosticarlo cuando aparecen síntomas. Alguien que tenga dudas o tenga algún riesgo (sexo no protegido) lo mejor es que se haga la prueba.

malaga3

¿Cómo es la prueba de VIH?

La prueba es muy rutinaria. Se puede realizar en el médico de familia, en consultas de hospital y en muchísimas Asociaciones que tienen test diagnósticos que son muy fiables, y que se pueden hacer con saliva o con una gota de sangre. No es cuestión de decir, “si pierdo peso puedo tener el VIH o un cáncer”. Es mucho más fácil; sujetos que tienen o han tenido riesgo sexual de adquirir el VIH, realizarse la prueba.

¿Qué prácticas tienen más riesgo para infectarse de VIH?

El sexo entre hombres, el sexo anónimo, el sexo en grupo, el sexo con drogas… En todas estas prácticas conllevan un mayor riesgo de trasmisión sobre todo si el sexo es desprotegido. Hacerse la prueba es algo muy saludable para prevenir y controlar el VIH. No quiere decir que sea un riesgo exclusivo de hombres que tienen sexo con otros hombres. El riesgo está en sexo sin protección.

 Si evaluamos por tipo de práctica sexual, el mayor riesgo es el sexo anal receptivo, siempre y cuando la practica sexual sea con una persona que tiene VIH y una carga viral alta en sangre. En cambio el sexo oral sin eyaculación es un riesgo bajo, por no decir nulo, y en cambio con eyaculación es también bajo, pero tiene riesgo y dependerá de la cantidad de virus que tenga en sangre el paciente.

 

¿Por qué no se realiza la prueba de VIH como una rutina habitual en los centros de salud?

He asistido a numerosos Centros de Salud a concienciar a los médicos de familia de la necesidad de ofrecer a los usuarios el test diagnóstico de VIH. Transmitirles a estos médicos la ventaja que supone detectar precozmente a un paciente infectado por VIH debería ser una prioridad. Porque existe un problema y es que hay sujetos con VIH que desconocen su situación y siguen sin ser detectados y son transmisores de la infección. Si todos estuviesen detectados y en tratamiento, se acabaría la epidemia. Detectar esa bolsa oculta es muy eficiente, además de las campañas de prevención.

Al encontrarnos en una facultad de comunicación, la curiosidad de los futuros periodistas fue contestada de forma precisa por el doctor Santos, que en ocasiones estuvo ayudado por la intervención del Director del Plan Andaluz de VIH/sida y otras ITS, el doctor Fernando Lozano. Entre las curiosidades más relevantes de los estudiantes, se les explicó cómo son actualmente los tratamientos para personas con infección por VIH. La calidad de vida de los sujetos infectados con los tratamientos actuales es excelente, pueden mantener una vida prácticamente normal desde todos los puntos de vista incluida la vida sexual y reproductiva.

Al final de la sesión el Dr. Santos considerando el tipo de audiencia, jóvenes universitarios, concluyó diciendo que el mensaje más importante que podía darles para la prevención de la infección por el VIH es el uso del preservativo en las relaciones sexuales. Es un método, sencillo, cómodo, accesible, barato y efectivo para le prevención del VIH y como consejo, recomendar que si se han tenido prácticas de riesgo se hagan la prueba del VIH.

 

 

 


Entradas relacionadas