La prevención en el sexo anal

Como cualquier otro tipo de práctica, el sexo anal expone a algunos riesgos y los más frecuentes son la propagación de infecciones de transmisión sexual (VIH, sífilis, herpes genitales o gonorrea) y otras enfermedades como el papiloma humano o la hepatitis.