Gracias por existir

Existen estudios que demuestran el efecto positivo de convivir con animales. Un animal es capaz de mejorar la interacciones sociales de las personas y reducir la soledad.