El VIH y la industria del cine para adultos

Durante un tiempo hablar de porno no estaba bien visto. Tal vez sea la razón por la que en los años 80 no se difundieron las noticias del fallecimiento, a consecuencia del sida, de varios actores de la industria del cine para adultos en EEUU.

Sexo

Por esto, el retirado de cine x Sharon Mitchell impulsó en 1998 la fundación de salud médica para la industria de cine para adultos AIM. Esta fundación promovió el establecimiento en EE.UU de un sistema que obligara los actores a realizar la prueba del VIH cada 30 días. Además, si alguno de ellos resultaba positivo, la prueba se realizaría a todas y cada una de las parejas sexuales con las que el actor hubiese tenido contacto en su trabajo durante los últimos 3 o incluso 6 meses.

Anteriormente se habían llevado a cabo programas de pruebas de enfermedades de transmisión sexual en comunas donde se practicaba el amor libre, como Kerista Commune, More University y Raineeshpuram. Los resultados pero habían sido menos sistemáticos y regulares.

Gracias al sistema de AIM, la tasa de trasmisión de VIH disminuyó de manera significativa entre los actores de la industria. Según los informes, entre 1999 y 2004 ni una sola prueba de VIH de un artista en activo había dado un resultado positivo.

Pero fue en ese mismo año, el 2004, cuando el conocido actor D.J. dio positivo al VIH después de haberse sometido a un análisis rutinario.

La alarma corrió como la pólvora en la industria de la pornografía en California, la industria del cine X paralizó de manera inmediata el rodaje de todas las producciones durante 60 días y se inició la búsqueda de las parejas sexuales del actor. Al final de las rondas de pruebas, 4 personas fueron diagnosticadas con el virus del VIH, incluyendo un caso en Nueva York no relacionado con el actor.

Otro caso importante ocurrió en 2009, cuando los departamentos de salud pública de los Ángeles y Nueva York detectaron 16 nuevos casos de personas que postulaban para entrar a trabajar en la industria cinematográfica para adultos. AIM Healrh Care Foundation se apresuró en ofrecer toda la información y aclarar que los diagnosticados todavía no habían comenzado a trabajar y que su positividad había sido detectada en las pruebas previas a la admisión a los rodajes.

Porno

El 12 de Octubre de 2010, la fundación informó que un actor/actriz había contraído VIH sin comunicar al público ni el nombre ni el sexo.

La compañía Vivid Enertainmet y Wicked Pictures cerraron temporalmente la producción de cine para adultos hasta resolver el caso.

Finalmente en 2011, tras la filtración masiva de nombres y datos serológicos de más de 12.000 actores, la fundación AIM Medical cerró de forma definitiva.

Al igual que en cualquier ámbito, y más en una industria que se fundamenta en una actividad de riesgo de transmisión, la prevención es muy importante. Por este motivo en la actualidad diferentes empresas del cine X optan por realizar test periódicos a sus actores, tomando todas las medidas de precaución para evitar la transmisión de ITS.

 

Referencias

REUTERS

WIKIPEDEIA

EMOL

 


Entradas relacionadas