Liz Taylor, la estrella implicada con el VIH

Elizabeth Rosemond Tailor, nacida en Londres un 27 de febrero de 1932, más conocida como Liz Taylor. Fue una actriz británica-estadunidense de cine, teatro y televisión internacionalmente conocida.

La actriz de Cleopatra y ganadora de 3 Óscar fue un icono en la lucha del VIH a mediados de los años 80, a raíz de la muerte en Octubre de 1985 de su compañero Rock Hudson.

“No estoy feliz por tener SIDA, pero si esto sirve para ayudar a otros, al menos puedo saber que mi propia desgracia tiene un valor positivo”

Esta situación hizo mella en la artista y tras superar el fallecimiento de su gran amigo comenzó su particular lucha antisida que mantendría hasta el último día de su vida.

La artista de ojos violeta consiguió recaudar fondos para fomentar la investigación de la enfermedad, además de ayudar a crear una fundación para la lucha contra la enfermedad (American Foundation for AIDS Research), consiguiendo poco después abrir su propia fundación “The Elisabeth Taylor Aids Foundation”.

En sus años de lucha activa intervino ante Naciones Unidas, para pedir a los gobernantes una mayor implicación en la batalla contra el VIH.

Fue en 1992 cuando recibió el premio Príncipe de Asturias de la Concordia.

La Oscarizada Liz entro en el teatro Campoamor luciendo la Cruz de la Victoria y un brillante lazo rojo de la mano de Nelson Mandela.

“Todos los enfermos de sida son nuestros hijos, todos somos nosotros”

Dijo Taylor firme en su discurso al recoger el galardón.

“Les ruego que me ayuden, pero, por favor, ayúdenme ahora. Ayúdenme a cambiar el mundo. Ayúdenme a acelerar la investigación y la educación en todos los países. Pido que cada uno encuentre en sí mismo la capacidad de decir: Sí, haremos todo lo necesario. ¡Juntos caminaremos más deprisa que solos!” 

Exclamo.

Iniciemos este camino, ustedes y yo, aquí y ahora”

El discurso sonó profundo y emotivo calando en la sociedad, que aun desconocía lo que era realmente el VIH .

Unos días antes la actriz mantuvo una conversación con los Reyes de España sobre el VIH, logrando que la Reina Sofía, el entonces príncipe Felipe y la infanta Pilar de Borbón lucieran el lazo rojo durante la comida.

Liz

 

Pero hay no finalizo la lucha de Liz Taylor, que hasta días antes de su fallecimiento siguió colaborando con asociaciones, recaudando fondos y desmitificando el estigma del VIH.

Su familia después del fallecimiento pidió a sus seguidores que en lugar de copar flores, quien estuviera dispuesto a honrar a la memoria actriz hiciera donativos a la fundación contra el sida creada por ella misma.

Un claro ejemplo de éxito no solo profesional, si no también personal. Desde #CompartirMomentos: GRACIAS.


Comenta

comentarios

Entradas relacionadas