Bárbara Bush: La abuela americana

Bárbara Bush, la “primera abuela” de los Estados Unidos falleció el 17 de Abril 2018, a la edad de 92 años, después de una vida alejada de la política pero llena de compromisos a favor de los ciudadanos del país y especialmente los más vulnerables.

Esta mujer fue mucho más que la mujer de un presidente y madre de otro. Bárbara Bush fue un ejemplo de caridad para su país, apoyando un gran número de causas, como la alfabetización, los derechos civiles, la lucha contra el VIH o contra el racismo.

Dedicó parte de su vida a eliminar el estigma del VIH, emocionó al mundo en los años 90 cuando abrazó a un bebé enfermo de VIH en la “Grandma´s House” en Washington. Un abrazo icónico ya que se desarrolló en un contexto de terror y pánico generalizado hacia los enfermos de VIH. Por aquel entonces existía mucha desinformación sobre la forma de transmisión del virus, causa de que los seropositivos fuesen discriminados, abandonados e incluso juzgados.

Con ese gesto Bárbara Bush consiguió romper barreras, enmudeciendo a gran parte de los estadunidenses con un simple abrazo y un beso.

“He podido abrazar y besar a niños con SIDA, he tocado a personas que tienen VIH y no existe peligro para uno mismo. Existe la necesidad de compasión”, dijo la matriarca.

La señora Bush fue la primera en entender el poder de comunicación y representación de una primera dama. Ella quiso aprovechar su situación para hacer ver a los americanos que el VIH no era esa temible enfermedad que se transmitía con el simple contacto directo.

Barbara

Un evento polémico para los 90 que sirvió para visibilizar a las personas con VIH. Un simple gesto que permitió luchar contra el estigma de los enfermos.

Barbara Bush además de su lucha contra el VIH se concentró en combatir el analfabetismo y aumentar los niveles de lectura, convencida de que una juventud mejor educada conseguiría salir adelante más fácilmente.

Un claro ejemplo de una mujer comprometida con los más vulnerables, recordada por todos los americanos como la abuela solidaria del país.

Si te ha gustado esta entrañable historia, no dudes en #compartirmomentos leyendo nuestra web.


Entradas relacionadas