Se ha perdido el perfil estereotipado de persona con VIH. Puede ser cualquiera

El Doctor Antonio Antela, Médico Adjunto del Servicio de Medicina Interna del CHUS y Coordinador de la Unidad de Enfermedades Infecciosas lleva desde el 7 de enero de 1990 trabajando con el VIH y ha visto cambiar de una manera apabullante cómo ha cambiado el panorama sobre todo de las personas que viven con VIH. Para él como médico y científico, asegura que ha supuesto todo un reto y se siente privilegiado por haber asistido a un capítulo más de la historia de la medicina, puesto que como bien dice, probablemente nunca se había avanzado tanto en tan poco tiempo y pasar de no poder hacer nada por los pacientes con VIH a poder asegurarles una vida completamente normal.

Así se presenta el Doctor Antela ante un auditorio de más de 100 personas en el salón de actos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago, quien asegura que se hizo médico por vocación de ayudar a las personas.

No existe ninguna otra patología en la que se haya podido ayudar tanto a los pacientes como en el VIH, porque aunque se haya avanzado mucho científicamente no se ha avanzado casi nada en la aceptación del VIH. Por lo tanto hemos tenido que esforzarnos en este aspecto.

Junto al doctor Antela se sienta en el chester rojo de #compartirmomentos Xiana Albor, de IMAGINA MAS. Ella ya se había sentado en el chester hace unos meses, frente a los alumnos Trabajo Social de la Universidad Complutense de Madrid. Está raramente acostumbrada a saltarse los estándares y romper con los prejuicios en torno al VIH, porque es joven, y se visibiliza como persona que convive con el virus, y lo hace con enorme positividad. Es además la autora del blog “Mujer y VIH”. Iván Zaro, compañero suyo en Imagina Más, la llama heroína por su valentía a enfrentarse a la sociedad, algo que a veces no es fácil, ya que provoca rechazo.

Para mí este acto es hoy muy bonito y muy simbólico para mi, porque este señor que tengo aquí al lado (Doctor Antela) es mi médico, el que me acompaña en mi infección por VIH.

Compartir sábanas, mantas o toallas.

Antela_compartir

 

El Doctor Antela recordó a los alumnos de medicina qué es el VIH y cómo ha sido la evolución del virus en estos 34 años desde su descubrimiento en 1983.

En un principio se estudió mucho los mecanismos de transmisión. Hoy es evidente que los mecanismos de transmisión del VIH son los que son y se conocen bien. No se transmite por mosquitos, ni por los besos, ni por los abrazos, ni del agua, ni de compartir tenedores, cuchillos, cucharas, sábanas, mantas o toallas. El VIH se transmite de tres maneras básicamente:

  1. Compartiendo la sangre con una persona que tiene VIH, sobre todo en los años en los que no existía un control en las transfusiones de sangre, y también a través de usuarios de drogas por vía parenteral.

  2. Por vía sexual.

  3. La vía materno-fetal

Y es que aunque compartir toalla nos parezca poco higiénico, no hay riesgo de transmisión de VIH por compartir utensilios o enseres cotidianos, excepto claro está, los que conllevan cortes en la piel, como maquinillas o cuchillas de afeitar. Son muchos los momentos que podemos compartir con una persona con VIH sin estar expuestos a una transmisión.

El VIH es fácil de evitar con el preservativo

Preservativo

Xiana apuntaba al principal método de prevención, que sigue siendo el preservativo.

La primera vez que mi madre me habló del preservativo ya era demasiado tarde. Hay que hablar de sexo y hay que usar preservativo. Es una muy buena herramienta. Hay enfermedades que no podemos evitar pero el VIH es relativamente fácil de evitar. Si nos infectamos, no pasa nada porque la vida no se acaba. Solo hay que estar en tratamiento.

Además, durante la charla, el doctor Antela se encargó de dejar muy claro que el perfil de paciente con VIH ya no sigue patrones o estereotipos definidos como en el pasado, que podía ser más achacable a usuarios de drogas por vía parenteral que físicamente mostraban un empeoramiento en su apariencia física y en su calidad de vida. Hoy por hoy, la principal vía de transmisión es sexual, y cualquier persona puede estar viviendo con el VIH y aparenta ser una persona completamente normal. En este sentido, la propia Xiana apuntaba:

La gente que vive con VIH tiene la obligación de decirle a la sociedad que lo tiene. Nuestra labor como pacientes es dar el paso adelante y luchar, porque visibilizarse ayuda a la prevención. Porque hay personas que todavía no se creen que yo tenga VIH porque me ven con un aspecto totalmente saludable, y esto es lo que hay que comunicar.

La prueba de VIH y el diagnóstico.

Antela2

El doctor Antela repasó también durante el acto datos que ayudan a entender la estrategia mundial de ONUSIDA DEL 90-90-90 y que hay que desmitificar la preocupación sobre el diagnóstico. A las personas todavía les cuesta compartirlo y que lo sepan los demás, porque la sociedad todavía no es capaz de aceptar los diagnósticos.

Además, se centraba en la importancia de los diagnósticos tempranos, y para ello lo único que podemos hacer es promover la prueba de VIH entre la población general de una forma normalizada.

En España no hemos conseguido mejorar el momento de los nuevos diagnósticos por VIH y el 45% de los diagnósticos se realiza de forma tardía, porque los pacientes no suelen tener síntomas.

 Herpes Toxter, Candidiasis oral o vaginal o recurrente. Una o dos neumonías al año o una tuberculosis pueden ser enfermedades centinelas que deben poner al médico en preaviso sobre un paciente de cara a solicitarle una prueba de VIH que podría resultar positiva, al estar ya la infección afectando a su sistema inmunológico. Lo ideal es no esperar a ese momento.

Es necesario concienciar a la población de que todos debemos realizarnos al menos una vez en la vida la prueba del VIH y si tenemos relaciones sin protección al menos una vez al año.

 


Comenta

comentarios