Sorry Angel

Después del éxito generado por “120 pulsaciones por minuto”, el cine francés nos ofrece “Sorry Angel”, una historia llena de sensibilidad. Esta película ha sido presentada en el último festival de Cannes con unas criticas positivas casi unánimes.

El director Christophe Honoré escribió este film por nostalgia a su juventud, una película con elementos muy personales donde podemos observar las semejanzas entre los personajes y su propia vida.

PARA VER ESTE CONTENIDO DEBE HABILITAR LAS COOKIES

 

La película cuenta la historia de un amor imposible: el joven e impetuoso Arthur, cuya vida va “in crescendo” durante los años y Jacques, un hombre 15 años mayor que él, escritor y enfermo de sida,  dispuesto a terminar con todo.

“Dos velocidades contradictorias que eran un elemento esencial para que se viera el contraste entre los personajes en la película”, indicó Honoré.

El titulo original de la película, “Plaire, Aime et Courir vite” que podríamos traducir por “Gustar, querer y correr rápido”, nos enseña como la vida pasa de una forma veloz, donde el amor y la muerte de los personajes son el argumento central de la historia.

La aparición del sida nos recuerda una época en la que el temor al contagio era patente en la sociedad, el sexo era un tabú y el uso del preservativo era casi desconocido.

Esta película es un homenaje a la lucha contra el sida y un recuerdo a las personas fallecidas a consecuencia de la enfermedad en esos años.

“Sorry Angel” pertenece a la selección oficial del festival de Cannes 2018, una película que fue estrenada en la Costa Azul, recibiendo criticas positivas casi unánimes por parte de la prensa mundial: “conmovedor”, “vibrante”, “romanesco y romántico”, fueron algunos de los comentarios recibidos por los críticos después de ver la película.

Plaire

Es hora de #compartirmomentos e ir al cine para descubrir una película sensible, que nos recuerda el largo recorrido de la lucha contra el VIH.


Entradas relacionadas