Los Picapiedra y 5 familias que le deben mucho

Todos sabemos que si hay una fuente tan rebosante de drama como de comedia esa es la familia. ¿Qué sería de las navidades, de los cumpleaños y hasta de las vacaciones sin esas discusiones entre cuñados, esas rivalidades enfebrecidas entre hermanos o esos toma y daca del matrimonio? Al igual que hiciera la literatura, el cine y el teatro en su momento (o incluso la pintura, ahí tenemos los “peculiares” retratos de la familia real de Goya), la ficción televisiva se pispó muy pronto de ello y no dudó en sacarle todo el jugo, especialmente en la comedia. Y, ¿por qué estamos hablando de esto hoy? Porque si debe haber un Día Internacional de la Familia Televisiva ese, sin duda, debería ser el 30 de septiembre, fecha en que se emitió el primer episodio de Los Picapiedra, allá por 1960.

Para celebrarlo, hacemos un repaso a algunas de las familias animadas más divertidas, transgresoras y adictivas que pueblan nuestras pantallas y que le deben (mucho) a los cavernícolas.

1- Los Simpsons

Existe un fenómeno por el cual dos personas pueden comunicarse empleando únicamente frases de una serie de televisión. Esa serie es Los Simpsons, probablemente uno iconos mediáticos más influyentes que ha dado la televisión del siglo XX (y parte del XXI). Tal como afirmó el propio Matt Groening, creador de la serie, la familia amarilla es un sucedáneo contemporáneo (y algo más desquiciado) de aquellos Picapiedra de su infancia. Para muestra, la relación de amor-odio-más odio-algo de amor entre Homer y Flanders, reflejo de aquella tortuosa amistad entre Pedro Picapiedra y Pablo Mármol.

 


Entradas relacionadas