Cabárceno: Un día en el arca de Noé Cántabro

Si eres de los afortunados que está de vacaciones o simplemente planeas un viaje al norte de la península, te recomendamos #compartirmomentos en el arca de Noé Cántabro.

Este parque de la naturaleza está situado en el valle del Pisueña, a tan solo 17 kilómetros de Santander, emplazado en unas antiguas minas de extracción de hierro (aún se pueden observar algunas estructuras en el interior), en la población de Cabárceno.

Un parque,  que realiza trabajos de investigación relacionados con animales en peligro de extinción, jugando un papel clave en la educación ambiental.

Más de 30 años han hecho de este parque un lugar de fama reconocida, un lugar especial con un paisaje único. Una orografía abrupta, llena de salientes rocosos con una tierra rojiza.

En busca de los animales

Cabarceno2

Lo primero que tenemos que aclarar es que el parque de Cabárceno no es un zoológico, es una reserva natural donde los animales viven en un régimen de semi-libertad, en amplios grupos de especies y grandes espacios adaptados a las necesidades de cada tipo de animal.

Como consecuencia de estos amplios espacios, tenemos que desplazarnos en coche para poder observar las distintas especies que habitan el parque.

También un “inconveniente” de estos magníficos espacios es que lo animales más “tímidos” disponen de muchos rincones y escondrijos donde guarecerse cuando no quieren ser observados.

Aunque Cabárceno ofrece la posibilidad de acercarse a los animales tanto como el visitante quiera (obviamente dentro de los márgenes de seguridad).

Cabarceno_telesfe

Además ,si prefieres visitar el parque desde la alturas dispone de un teleférico, que conecta varios puntos del parque. Un mirada a vista de pájaro donde el visitante puede disfrutar las espectaculares vistas o buscar a los animales que desde el suelo no hemos podido ver.


Entradas relacionadas