VIH: Cómo ha cambiado en los últimos 15 años

Desde que inició el milenio el panorama de las infecciones por VIH ha cambiado radicalmente en nuestro país. Así lo reflejan los datos del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI) que recientemente ha publicado los datos de la encuesta hospitalaria de pacientes con infección por el VIH.

Hoy el VIH es una infección que se considera una enfermedad crónica y los pacientes que conviven con el virus tienen una situación clínica que ha mejorado mucho gracias a que los tratamientos antirretrovirales están muy extendidos.

Pero no obstante, la mejoría tanto en la calidad de vida como en la esperanza de vida ha traído consigo una relajación de la percepción del riesgo entre la sociedad que está provocando un repunte del VIH y un aumento muy considerable de otras Infecciones de Transmisión Sexual.

El uso del preservativo, como herramienta de prevención básica frente al VIH y otras ITS debe ser nuevamente, según indica el informe del ministerio, incorporado en las intervenciones de prevención, de cara a mejorar la percepción del riesgo y evitar que las personas con VIH se reinfecten o contraigan otras ITS.

La baja percepción del riesgo es la cara negativa del informe, que por otro lado, muestra como se ha avanzado en los últimos 15 años en cuanto a esperanza de vida. No obstante, el principal mecanismo de transmisión del VIH actualmente es por vía heterosexual (32,5%) seguido de la infección por el uso de drogas inyectadas (30,9%) y de relaciones sexuales entre hombres (27,4%). La transmisión vertical o por causas desconocidas representa el resto.

Gráfico3Es la primera vez que la transmisión del VIH por vía heterosexual se sitúa como la principal causa, aunque muy igualada a las otras dos, lo que ayuda a explicar que el riesgo de infección no entiende de orientación sexual, y el uso del preservativo es esencial para evitar la infección por vía sexual.

Entre las personas que viven con VIH, la evolución de su estado clínico ha mejorado mucho. Desde el año 2001 la tasa de pacientes que llevan con el VIH diagnosticado más de 15 años ha pasado del 3,5% al 48,5%, lo que indica que casi la mitad de las personas que viven con VIH en España llevan más de 15 años conviviendo con el virus.

Gráfico10En cuanto a la mortalidad, sigue descendiendo desde 1995, donde se alcanzó el máximo con una tasa de 14,9 por 100.000 habitantes.

Una de las principales razones para este descenso de la mortalidad haya sido posible es sin duda el acceso a tratamientos que actualmente mantienen la carga viral. De hecho más del 80% mantienen viremias de menos de 50 copias/ml y el desarrollo del estadio de sida continúa descendiendo. Casi el 50% de las personas que viven con VIH se muestran asintomáticos y tan solo el 34% ha desarrollado el estadio de sida.

Por tanto, se puede concluir que las personas con VIH viven más y con mejor calidad de vida y que el foco para erradicar el VIH se debe centrar en la prevención a través de la vía sexual con el preservativo como herramienta principal.

 

Referencias: