Mirando de frente al VIH

Hoy en #compartirmomentos queremos mirar el mundo a través de un objetivo fotográfico. Más concretamente desde la lente de Adriana Zehbrauskas, una fotógrafa brasileña afincada en Ciudad de México. Su trabajo abarca temas relacionados con migración, religión, violencia, así como la vida cotidiana de comunidades “marginadas”.

Ha recibido distintos galardones, como el premio “Getty Images Instagram Grant” y el Troféu Mulher Impresa (Brazil) a la mejor fotografía periodística. Además esta artista fue seleccionada por la revista Time entre los “29 instagramers que defendieron el mundo en 2014”.

En esta ocasión la fotógrafa ha decidido focalizar su atención en el aumento de las infecciones de VIH en algunos países. Es por ello que Adriana se acercó a la organización “la Casa de Sal”, con la intención de hacer algo significativo que diera visibilidad a las personas con VIH.

Este proyecto consistió en una serie de fotografías realizadas sobre fondo negro a personas con VIH que han salido adelante, llevando una vida completamente normal.

La finalidad artística de Adriana Zehbrauskas es crear empatía entre el espectador y el personaje retratado. En la sociedad actual estamos acostumbrados a que todo se reduzca a estadísticas, obviando al ser humano que hay detrás. Como declaró con ocasión de la presentación de un trabajo dedicado a los estudiantes desaparecidos en México:

“Lo que yo busco a través de las fotos es ese acercamiento a la realidad y que las otras personas puedan sentir una empatía. Siempre escuchamos la misma cosa: números, los 43, pero ¿quiénes son los 43? Es difícil que una persona sienta empatía por un número.”

Lucy, Mina, Juan, Ronaldo, Guadalupe, Iván, Erik y Alberto son los protagonistas de esta historia fotográfica. Todos provienen de diferentes lugares, algunos estudian, otros trabajan… Pero todos tienen algo en común, cómo el VIH les cambió la vida.

 

El VIH, el nexo de unión entre ellos, les ha marcado en muchas facetas de su vida, pero sus ganas de afrontar los retos que les han ido surgiendo, unido a la fuerza prestada por sus familiares y amigos, ha hecho que estas ocho personas consigan llevar una vida normal.

 

 

Sin duda Zehbrauskas ha conseguido acercarnos su vida al resto de la sociedad y sirve de homenaje a todas las personas que conviven con el VIH. Os dejamos el enlace directo a su web personal: www.azpix.com.br/site

Por nuestra parte, seguiremos en #compartirmomentos para acércate más historias y desestigmatizar el VIH.


Entradas relacionadas