La Educación Sexual

Si queremos vivir en una sociedad de igualdad y sin discriminaciones, hay diversas mejoras que ofrecer en el cuadro de la educación. En concreto, desde #compartirmomentos consideramos que es vital ofrecer la educación sexual adaptada a los avances de la sociedad del siglo XXI. Dejando atrás cualquier tipo de clichés y prejuicios.

Pero, ¿qué es la educación sexual? Es un conjunto de enseñanzas basadas en valores, conocimiento, actitudes y respeto a todo tipo de condiciones humanas independientemente de su orientación sexual o género.

La educación sexual no está legislada en España. Pero en 1990 la LOGSE (Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo) incluyó este tipo de formación en la asignatura de “educación para la salud”. Aunque no fomentó una idónea enseñanza, porque quien impartían dichas clases eran profesores, no expertos. Los docentes transmitían sus lecciones de sexualidad según sus criterios y creencias. Cuando la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) entró en vigor, dicha enseñanza se eliminó, dejando a todas las Comunidades Autónomas sin estudios secundarios relacionados con la afectividad y la sexualidad. En cambio, este panorama es totalmente diferente en Europa. 19 países europeos cuentan con la educación sexual como una asignatura obligatoria en las escuelas.

Por consiguiente, el sistema educativo necesita una nueva ley que promueva la educación sexual entre las nuevas generaciones jóvenes. Con ello se conseguirá una visión más amplia sobre los riesgos que supone mantener relaciones sexuales sin protección, al igual que fomentar el respeto, a quiénes no tengan su misma condición.

#compartirmomentos de educación sexual también es necesaria en el entorno familiar, ¿por qué tratar el sexo y sus consecuencias como un tema tabú? Debe ser parte de los valores de enseñanza y crecimiento de todos los niños y las niñas. Información con una correcta veracidad les hace comprender la sexualidad en su totalidad con respeto e igualdad. Con el fin de eliminar los clichés que tiene la sociedad con patologías como el VIH.

Esta desinformación, lleva a la juventud al gran desconocimiento de las ITS (Infecciones de Transmisión Sexual). Por ejemplo, los jóvenes consideran que el VIH y el SIDA es lo mismo, lo que les lleva a un grave error. VIH es el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, mientras que el SIDA es el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida, que se refiere a la fase avanzada de dicha patología.

En la Enseñanza Secundaria, observamos que se llevan a cabo charlas informativas y educativas sobre el sexo seguro, para evitar riesgos de embarazo e ITS. Para ello se enseña distintos métodos de protección, como el preservativo. Además, de fomentar el uso de condón, también se debería informar de cómo se contrae el VIH y educar para no excluir. Discriminar a las personas con VIH, ya que son iguales que los demás y tienen los mismos derechos.

Mientras, desde #compartirmomentos seguiremos informando con el fin de prevenir y desestigmatizar el VIH. Al igual que contribuir a difundir mensajes de educación sexual a la sociedad.


Entradas relacionadas