Juntos conseguiremos frenar el VIH.

El VIH ya no es una sentencia de muerte como hace 40 años, sino una patología con la que hoy se puede convivir con una expectativa de vida completamente normal.

Sin embargo, siguen siendo un problema las ETS por sus importantes implicaciones clínicas, los costes de atención médica y el estigma social. Sin mencionar que los más de 3.350 nuevos casos que se registraron en 2016 en nuestro país indican una tendencia constante que no muestra signos de disminuir.

Hace tiempo que las informaciones sobre cómo prevenir el VIH son más que conocidas, pero todavía hay mucha confusión. Muchos no se preocupan, aún creen que el VIH afecta solo a algunas personas (drogadictos, homosexuales, prostitutas), sus elecciones y sus estilos de vida. Otros están aterrorizados de una manera excesiva e injustificada. En ambos casos, la percepción del riesgo está condicionada por estereotipos y prejuicios extendidos y arraigados que llevan a que el problema sea eliminado o magnificado.

Por esto hay que volver a recordar algunas claves para la prevención del VIH.

¡Explora la galería y descúbrelas!


Entradas relacionadas