“He acompañado al VIH durante toda mi vida profesional”

Hoy nos reencontramos con el evento que la Facultad de Enfermería de la Universidad de Sevilla, la asociación de pacientes de Adhara y Janssen con la campaña de prevención #compartirmomentos , organizaron en Sevilla el pasado 17 de mayo.

Jesus García, vicepresidente de Adhara, aparece sentado en el escenario en el lado derecho del chester rojo frente a los asistentes quienes, en su mayoría, fueron futuros profesionales sanitarios. En el otro, se sienta a compartir momentos el Doctor Fernando Lozano, director del Plan VIH/sida de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, que lleva muchos años conviviendo con pacientes de VIH, y la primera pregunta pone de manifiesto la larga trayectoria que el Dr. Lozano tiene al cuidado a los pacientes que sufren VIH:

¿Cuántos años hace que se lleva dedicando al mundo del VIH y cómo ha variado, qué cambios ha habido desde los primeros casos a hoy en día?

Llevo demasiados, muchos más de la edad de las personas que nos escuchan hoy aquí. El primer caso se dio en los EE.UU. en junio de 1981. Yo el primer caso que vi de VIH fue en 1982, y fue el primero de España. En esos momentos estaba acabando mi residencia en el Hospital Virgen del Rocío y tuve la oportunidad de ver, sin saber siquiera todavía que era VIH. Desde 1985 me dedico a recibir en consulta a pacientes con VIH, por lo que ya son 32 años tratando con pacientes y 35 con conocimiento sobre la infección. Yo he acompañado al VIH durante toda la vida.

¿Ha habido diferencia en cómo reciben las noticias la familia desde entonces hasta hoy día? 

Son dos escenarios radicalmente diferentes. No se pueden comparar lo que es hoy con lo que era entonces. En aquel entonces era epidemia desconocida. Ahora hablamos de una enfermedad crónica. Las personas se mantienen bien. Antes cuando se decía: “tienes una infección VIH” no había tratamiento ni forma de controlarla. 

¿Cómo evoluciona actualmente el número de diagnósticos?

Si lo comparamos con aquella época evidentemente menos. Actualmente no hay más casos de VIH ahora, lo que desgraciadamente ocurre es que no baja. Y ahora sí sabemos cómo que se contagia, conocemos todas las cosas que debemos hacer para que disminuya, como prevenirla y sin embargo no disminuye. Desde 2005 hasta ahora solamente ha bajado un 0,3% por año. Es muy poco. Esperamos que con la estrategia 90 – 90 – 90 consigamos que finalmente podamos reducirlo.

¿Y por qué no baja? ¿Es por que se ha dejado de hablar de VIH?

Ha desaparecido de la conversación de la calle. Ha desaparecido de todos los ámbitos de información. No se habla de VIH. Y de lo que no se habla no existe o no se conoce. Y lo que no se conoce no se puede prevenir. Y además como el tratamiento ahora es eficaz da la sensación de que el VIH ya no es importante. Da la sensación de que es como cualquier otra infección de transmisión sexual.

¿A qué se puede deber esta tendencia al alza de las ITS y el mantenimiento del VIH?

Si suben las ITS significa que no se utiliza el preservativo. Y ¿por qué entonces no sube el VIH? Pues por el tratamiento antiretroviral, ya que las personas que están en tratamiento tienen suprimida la replicación del virus. El objetivo principal del tratamiento es que no se esté replicando el VIH y que la carga viral se mantenga indetectable. Por tanto, esa persona no suele ser trasmisora del VIH aunque el riesgo cero no existe. Si cada vez hay más personas en tratamiento, en el VIH se baja la probabilidad de trasmisión, pero la incidencia de otras infecciones de transmisión sexual sube de un 10 a un 12% de un año a otro. El trienio 2012 a 2015 las ITS en Andalucía subieron un 30%, en tan solo 3 años. Por fortuna, el VIH se ha mantenido constante e incluso ha bajado un poquito.

¿Cómo se transmite actualmente el VIH?

Fundamentalmente se transmite de tres formas. La vía sexual hoy día es superior al 90%, la segunda es parenteral a través de sangre con VIH que se ponga en contacto con otra sangre de otra persona y la tercera forma es la de transmisión vertical, de la madre embarazada al feto o bebe. Por fortuna la transmisión vertical en España es prácticamente cero porque en España a todas las mujeres embarazadas se les ofrece de forma rutinaria una prueba de VIH. En el caso de ser positiva inmediatamente se interviene para que no se transmita al bebé el VIH. 

¿Y cómo se podría prevenir?

La transmisión sexual se puede prevenir fundamentalmente usando preservativo, y en determinados casos con Profilaxis Post Exposición cuando se ha tenido un contacto de riesgo en determinadas situaciones. Para evitar la transmisión parenteral, desde hace muchos años las transfusiones de sangre van testadas y la única posibilidad que queda es accidental al manipular sangre o residuos biológicos de pacientes que tienen VIH. En estos casos se realiza profilaxis post exposición y está protocolizado la valoración del riesgo y de tratamiento. Y por último en el parto como decía se evita también la transmisión vertical con tratamiento.

Con respecto al diagnostico del VIH ¿cómo se podría hacer un diagnóstico rápido, dónde, y qué importancia tiene el realizarse la prueba de VIH? 

El diagnostico rápido es fundamental. Hay dos grandes estrategias en la lucha contra el VIH. Una es la prevención y la segunda es diagnosticar pronto. Una persona que tiene el VIH es mucho más fácil que lo transmita, porque si no sabe que lo tiene es probable que tenga relaciones sexuales abiertas. Además es mucho menos costoso para el sistema sanitario una persona diagnosticada de VIH de forma temprana, porque se evitarán nuevas infecciones. Por tanto, por tres razones, por salud individual, por salud pública y por economía colectiva es fundamental un diagnóstico temprano. 

¿Cómo se realiza el diagnóstico precoz?

Simplemente con una prueba gratuita y confidencial de tipo dígito punción, muy parecido al test de los que son diabéticos, con un pequeño pinchazo en sangre, se coloca la muestra de sangre en un reactivo y en tan solo 20 minutos se sabe si esa persona es positiva o es negativa. Hay una fiabilidad de la prueba que ronda el 100%, aunque siempre hay que confirmarla. Es una manera rápida y muy accesible. Se puede hacer en la ONG, en la calle, en el médico de cabecera, y en cualquier parte. También es posible realizar un test rápido con fluido oral. Se pasa un bastoncillo sobre la mucosa oral y se conoce el resultado en un cuarto de hora o 20 minutos. Hoy día el MSSSI hizo unas guías con recomendaciones.

¿Sigue existiendo el estigma?

 El estigma ya no es tan importante como en el pasado. El VIH no sólo es una infección biológica, sino que también es una enfermedad social. Sobre todo hay estigma laboral. Hay pacientes que se sienten obligados a ocultar su enfermedad porque en muchos trabajos se solicita un certificado que indique el no se sea portador de una enfermedad infecto-contagiosa, y hoy el VIH en España es considerado una enfermedad infecto contagiosa. Que una persona no pueda ser taxista o camarero porque se exija un certificado de que no tenga VIH me parece bastante estigmatizaste.

Jesús de Adhara recordaba entonces que desde las ONGs se está luchando por el cambio legal a enfermedad transmisible en lugar de infecto-contagiosa. Todos los cuerpos de seguridad del estado no aceptan personal sin el certificado de estar libre de enfermedades infecto contagiosas.

El doctor finalizaba su intervención recordando a los alumnos que la palabra clave es “prevención” y ofreciendo un resumen muy esperanzador que tanto los profesionales sanitarios como la población en general debería conocer:

Hoy en día la infección por VIH es una enfermedad crónica, existen tratamientos, la calidad de vida es muy buena, y la supervivencia es prácticamente igual a la de la población general, pero el mensaje más importante que me gustaría que os llevarais a casa es que lo primero para el control del VIH es la PREVENCIÓN, y lo trasladéis también a los demás. El uso del preservativo es una manera de no sólo para prevenir el VIH, sino también otras muchas enfermedades de trasmisión sexual.